¿Cómo percibimos los colores?

Cuando miramos un objeto con color, el color que percibimos en ese momento puede variar dependiendo de cuando se vuelva a mirar. Por ejemplo, al anochecer los colores parecen diferentes de cuando los vemos con la luz del sol y diferente también de cuando lo vemos con luz natural o con luz artificial. Por ello cuando elegimos colores para decorar el interior, el tipo de luz o la fuente de luz que hay en la habitación se deberá tener en cuenta: si la luz es natural o artificial, si hay mucha o poca luz, si la luz es directa o indirecta

¿Por qué vemos los objetos de determinados colores?

Los objetos absorben y reflejan la luz de forma distinta dependiendo de sus características físicas, como su forma o composición?etc. El color que percibimos de un objeto es el rayo de luz que rechaza. Nosotros captamos esos “rebotes” con diferentes longitudes de onda, por medio de los ojos gracias a su estructura. Si los rayos de luz atraviesan al objeto, este es invisible.

Las células sensoriales(fotoreceptores) de la retina que reaccionan de forma distinta a la luz y los colores se les llama bastones y conos respectivamente.

Los bastones se activan en la oscuridad, y sólo permiten distinguir el negro, el blanco y los distintos grises. Nos permite percibir el contraste.

Los conos, en cambio funcionan de día y en ambientes iluminados, y hacen posible la visión en los colores. En realidad hay tres tipos de conos; uno especialmente sensible a la luz roja, otro a la luz verde y un tercero, a la luz azul. Cada Cono (célula) está conectado individualmente con el centro visual del cerebro por medio del nervio óptico. La combinación de estos tres colores: rojo, amarillo y azul es suficiente como para ver unos 20 millones de colores distintos. Así por ejemplo el naranja es rojo con un poco de amarillo y el violeta azul con un poco de rojo. Es en el cerebro donde se lleva a cabo esta interpretación, pues en el ojo solo se capta la luz.

Los daltónicos no distinguen bien los colores por fallo de los genes encargados de producir los pigmentos de los conos. Así, dependiendo del pigmento defectuoso, la persona confundirá unos colores u otros. Por ejemplo si el pigmento defectuoso es el del rojo, el individuo no distinguirá el rojo ni sus combinaciones. También puede darse el daltonismo por falta de un tipo de cono, teniendo así solo dos. De esto hablaremos a continuación en los tipos de daltonismo.


Fragmento de la pagina : http://www.wikipedia.es/enciclopedia/Daltonismo




Los comentarios están cerrados.