Dificultades para distinguir centimos de Euro

Los daltónicos tienen dificultades para distinguir por su color los céntimos de euro, según un estudio

Confunden el color dorado de las monedas de mayor valor con el aspecto cobrizo de las más pequeñas

El área de Óptica de la Universidad de Extremadura (Uex) hizo pública ayer una investigación en la que se ponen de manifiesto las enormes dificultades que tienen los daltónicos para distinguir por su color las monedas de céntimos de euros. El problema radica en el que el color dorado que presentan las monedas de mayor valor se confunde con el aspecto cobrizo de las más pequeñas, todo un inconveniente si se considera que algunas de ellas tienen casi el mismo tamaño. Este descubrimiento ha puesto a disposición de todos los habitantes de la Eurozona un test económico, eficaz y sencillo para la detección de una deficiencia visual que afecta al 8% de los varones.

El estudio ha sido llevado a cabo por el Grupo Orión de Investigación del Departamento de Física de la Universidad de Extremadura tras comprobar que las monedas de céntimos de euro estaban situadas en la línea de confusión de los daltónicos. Con esta evidencia pidieron a varias personas que sufren esta deficiencia visual que separaran un puñado de monedas en función de su color, descubriendo con sorpresa que les fallaba la capacidad para discriminar sus colores.

Hallazgo sorprendente

Ángel Luis Pérez Rodríguez, doctor del área de Óptica de la Uex, explicó ayer que muchas de las personas sometidas a la prueba no sabían que las monedas tenían un aspecto distinto, por lo que se veían obligados a mirar con detalle su valor facial a la hora de utilizarlas.

María Isabel Suero López, doctora del departamento y coordinadora del Grupo Orión, está convencida de que las nuevas monedas van a convertirse en una herramienta muy útil para la detección de esta deficiencia visual. “Si una persona tiene alguna duda no tiene más que coger varias monedas de céntimo y separarlas en función de su color. Si las ve todas iguales es señal de que su capacidad visual presenta defectos para discriminar los colores y que puede sufrir alguna deficiencia de este tipo”.

Aunque estos problemas de visión son muy variados, los más habituales son los que llevan a confundir el verde con el rojo o el amarillo con el azul. “El más grave de todos es el que no permite ver ningún color y sólo posibilita observar una escala de grises, pero lo normal es que existan dificultades con los ocres, los grises y los tonos rosados”, según añadió el profesor asociado que ha participado en la investigación, Pedro Pardo.

Para dar a conocer su descubrimiento, el Grupo Orión ha creado una página web en la que cualquier persona puede ver los céntimos de euro a través del ojo de un daltónico, comprobando de ese modo que el dorado y el cobrizo no presentan diferencias. La página puede consultarse en la dirección electrónica de internet www.unex.es/-optica

En esta página se ofrecen materiales elaborados por el Grupo Orión que permiten determinar la capacidad de una persona para discriminar los colores.


Informacion extraida de:

http://www.consumer.es/web/es/economia_domestica/2002/01/16/36349.php



Los comentarios están cerrados.